Lunes, 04 Julio 2011 17:33

Responsabilidad Social y Educación, una alianza global

Escrito por  Beatriz Lorenzo
Valora este artículo
(1 Voto)

La Responsabilidad Social extiende sus múltiples ramificaciones a prácticamente todos los ámbitos del sector corporativo. El ámbito educativo no es una excepción y la RSU (Responsabilidad Social Universitaria) comienza a aflorar con fuerza tratando de integrar en los programas educativos las premisas inherentes a un concepto que es fundamental para la buena marcha de los negocios.

Las iniciativas que aúnan la Responsabilidad Social y la educación no dejan de proliferar en los últimos tiempos. Es el caso del convenio recientemente firmado por la Fundación Telefónica y la OIEC que ha impulsado la creación de una red educativa única a nivel mundial en la que estarán representados los cinco continentes. La red agrupa hoy en día a más de 44 millones de alumnos y más de 5 millones de docentes con un total de 210.000 escuelas en todo el mundo (9.500.000 en África, 14.000.000 en América, 10.000.000 en Asia, 9.000.000 en Europa y 800.000 en Oceanía). Además, cuenta con el apoyo institucional de 102 países miembros, 18 congregaciones religiosas asociadas y 13 instituciones cooperantes.

El proyecto pretende aportar valor a las investigaciones sobre Responsabilidad Social, ecuación y TIC que constituyen uno de los cimientos del nuevo modelo productivo.No es la primera iniciativa que la Fundación Telefónica aborda en este sentido, ya que su programa Educared busca ser un referente internacional en el ámbito del análisis e introducción de la innovación educativa aplicada a las TIC y contribuir a una formación integral y relevante en la incorporación de las tecnologías de la información y la comunicación en los procesos de enseñanza aprendizaje formales e informales.

WEB 2.0

También en este sentido, en referencia al ámbito educativo, la Web 2.0 se alía con la Responsabilidad Social. Y es que en un escenario en el que la velocidad de las comunicaciones mantiene un pulso férreo con los tiras y aflojas empresariales a la hora de aportar una información más o menos rigurosa, la Web 2.0 se convierte en el cauce ideal para trasmitir la nueva Responsabilidad Social, mucho más estratégica y desligada de la filantropía que en épocas anteriores.

Un buen ejemplo de esta tendencia es la plataforma presentada hace pocos meses por la Cátedra UNED-Telefónica de Responsabilidad Corporativa. Se trata de un espacio de diálogo abierto para compartir conocimiento en Responsabilidad Social y transmitir los avances que desde el mundo académico se están realizando en el conocimiento, fundamentos y valor generados por la Responsabilidad Social. La plataforma está estructurada en cuatro grandes dimensiones áreasl: Responsabilidad Social Corporativa, Responsabilidad Social en las Administraciones Públicas, Responsabilidad Social Universitaria (de la que la UNED es pionera y promotora en diferentes foros universitarios y empresariales) e Inversión Socialmente Responsable. Entre las novedades de este nuevo espacio destaca la creación de un Laboratorio de Inversión Socialmente Responsable, en el que se tendrá acceso a un análisis actualizados de los principales productos de inversión socialmente responsables comercializados en el mercado español.

Así las cosas, plataformas como la mencionada funcionan como cauce para que los nuevos programas de educación responsable puedan globalizarse y llegar a un mayor número de grupos de interés.

VISIÓN GLOBAL

Ciertamente, la mencionada red educativa llega en un momento oportuno, con la Responsabilidad Social afianzándose cada vez más en un escenario global.El fenómeno está por todas partes, poniéndose de manifiesto a través de múltiples iniciativas y acuerdos institucionales que dinamizan el escenario de la RSC introduciendo un nuevo ingrediente más allá del manido refrito de la transparencia, el compromiso y el diálogo con los grupos de interés.

Además, en el ámbito internacional proliferan cada vez más las iniciativas que abogan por incluir la sostenibilidad en el ámbito de la educación, entre las que destacan la Declaración Final de la Conferencia Mundial sobre la Educación Superior 2009, convocada por la UNESCO; la Conferencia de Bonn, organizada por la UNESCO y el Ministerio de Educación e Investigación alemán; la Década de la ONU de la Educación para el Desarrollo Sostenible o la Carta de la Tierra, concebida ésta como un instrumento educativo, sobre todo en el marco del Decenio de las Naciones Unidas de la Educación para el Desarrollo Sostenible.

En conclusión, la RSE y la educación llevan tiempo acortando distancias. El primer paso se dio en las principales escuelas de negocio, amonestadas hace meses por Naciones Unidas por considerarlas “fundamentales para enseñar a los futuros líderes” y “obligadas” por lo tanto a incorporar principios de gestión responsable en sus temarios. La ONU ha hechos públicos varios principios, que han sido pactados con las organizaciones que engloban a las principales escuelas de negocios del mundo y con los que pretende crear el marco de referencia para las instituciones educativas de postgrado.

Visto 6216 veces Modificado por última vez en Lunes, 04 Julio 2011 17:41
Inicia sesión para enviar comentarios