RSU Responsabilidad Social Universitaria Artículos de opinión Sobre el documento de transparencia y comunicación del CERSE
Sábado, 28 Mayo 2011 15:58

Sobre el documento de transparencia y comunicación del CERSE Destacado

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

Tal y como se indicaba en el blog, a continuación vamos a observar con algo más de detenimiento el documento del CERSE” “Transparencia, Comunicación y Standards de los Informes y Memorias de Sostenibilidad“, que insistimos constituye un buen primer paso para aproximarse a los conceptos de transparencia y reporte tal y como se entienden en la RSC. El documento trata diversos aspectos sobre transparencia y comunicación, pero son sólo 3 (número de empresas que reportan sobre RSC, las recomendaciones sobre reporte de información y el papel de la administración pública) los que se van a tratar en estas líneas, animándose al lector a que aporte sus opiniones sobre aquellos que considere dignos de mención pero que no sean abarcados por esta breve reflexión.

Para empezar conviene señalar el aumento de compañías que informan sobre RSC a través de documentos destinados a tal efecto, ya los denominemos informes de sostenibilidad, de RSC, de acción social o como queramos dentro del amplio abanico de acepciones disponibles. Si bien es cierto que ésta es una buena señal, al indagar un poco más en la cuestión observamos que, en relación al número de empresas existen, las empresas que reportan sobre RSC constituyen un número más que ínfimo, siendo además la gran mayoría de las que lo hacen muy notorias y quedando por tanto la pyme relegada a un papel que podríamos calificar de anedcótico.

Ambas circunstancias se verán afectadas por la Ley de Economía Sostenible, que contempla la obligación para las empresas con más de 1000 asalariados, es decir las empresas grandes (y no todas ellas, recordemos que empresa grande es aquella con más de 250 trabajadores) de reportar al CERSE sobre su desempeño en RSC (algo curioso pues se han omitido para establecer el umbral de 1000 trabajadores para el reporte obligatorio consideraciones como la facturación o las cifras de balance, criterios que tradicionalmente se han empleado para discernir entre pequeñas, medianas y grandes empresas). De este modo tenemos que en los próximos años el número de empresas que reportan sobre RSC aumentará por ley, otra cosa es que ese reporte se haga público porque la Ley de Economía Sostenible no establece tal exigencia (avanzamos poco, pero avanzamos al fin y al cabo).

A lo anteriormente dicho habría que añadir que la calidad de la información suministrada y a la que el Observatorio de Responsabilidad Social Corporativa viene analizando de cerca a lo largo de los años sigue siendo deficiente. Es deficiente no ya sólo porque se omitan cuestiones relevantes para los grupos de interés, sino porque los aspectos que se tratan se abarcan desde una perspectiva paternalista y descriptiva, aunque por supuesto hay excepciones que merecen mención por su, en líneas generales, buen reporte en RSC, caso más evidente el de Red Eléctrica de España. La verdad es que ha este respecto el CERSE ha realizado, sino un muy buen trabajo, al menos uno superior al desempeñado hasta ahora. ¿Por qué? Pues porque se ha elaborado un marco para comunicación en la RSC comprensible y preciso que deja de forma clara, explícita, sobre qué reportar.

La clave está en el desarrollo de los subtemas, ya que los principios, criterios y temas tratados se abarcan de una forma similar a la de otros estándares: breve descripción y función que ejercen. Sin embargo, el desarrollo de los subtemas es prácticamente un cuestionario, una batería de preguntas a las en la mayoría de las veces  hay responder si/no, y en el caso de responder que si, explicar. Y lo que es más importante: se deja claro que la información aportada ha de ser explícita. El precio es una información más esquemática, menos rica descriptivamente de lo que ha sido hasta ahora, pero eso es algo a lo que gratamente hay que renunciar si precisamente tenemos en cuenta que ese ha sido uno de los grandes problemas del reporte sobre RSC desde sus orígenes. El marco de reporte establecido en el documento puede ser de especial utilidad para pymes, ya que es de fácil comprensión y adopción. Otra cosa es que a la pyme le afecten los temas y subtemas  tratados en el marco, como por ejemplo blaqueo de capitales o efectos sobre la diversidad.

No podemos acabar esta reflexión sin hacer alusión al papel que la administración pública juega en lo que respecta a la transparencia y comunicación de la RSC, papel que se contempla explícitamente en el documento. Indudable es la labor impulsora, difusora y orientadora de la RSC que se está llevando a cabo a nivel institucional, no hay más que observar que cada vez está más presente la RSC en las políticas públicas tanto a nivel nacional como internacional (de eso Carlos Cueto es el que sabe un rato). Sin embargo, el papel de ejemplo aún no es desempeñado con plenitud por la administración pública, sólo hace falta dar un vistazo a la geografía de la corrupción en España o a los no menos graves hechos acaecidos a principios de año, concretamente el adiós a la en otrora prioridad ley de transparencia, que sería un buena vacuna para las conocidas y comprendidas perturbaciones cíclicas de la economía.

Por supuesto, podríamos seguir debatiendo sobre el número de empresas que reportan sobre RSC, el reporte de RSC o el papel de la administración pública o y sobre todos los aspectos que el documento del CERSE trata y que se han quedado en el candelero,  eso es precisamente lo que se desea. Aquí está el primer grano de arena, que lleguemos a la montaña depende de todos nosotros.


Un saludo  y hasta pronto.

Visto 8209 veces Modificado por última vez en Sábado, 28 Mayo 2011 16:24
Inicia sesión para enviar comentarios